lunes

Al volver la mirada a la realidad divisó la huella del vaso en la barra.
Redonda como una órbita.De agua como una lágrima.
Posó la almohadilla de su dedo por la linea circular y garabateó un espasmo hacia la derecha.
 El impulso alargó el ojo de chino que como un garfio la atrapó en el péndulo del tiempo.
Al dar ese íntimo sorbo se desprendió la última brizna de hielo en su garganta...
Y se le heló la sangre...

L.

fragmento ( sueños de Baco)








No estabas cuando me involucré de hambre
y el hambre me involucró de apetito
Pero viniste luego.
En ese momento certero y justo en el que
apaciguaba la sequedad de mi pozo.
Viniste con tu lago de emociones y tu reguero de sueños,
Descorchaste la corbata y me asusté de tu nudo
A la altura de tus labios.

No queríamos ninguno....
Fue imposible que no llenaras de pan
la boca que lo anhelaba
Una vez que me saciaste....que dije que me marchaba
te involucraste en mi hambre
en mi voraz apetito
¿Donde has estado siempre?
Te pregunté a la primera caricia izquierda al norte de tu cuello
Y mordiéndome el labio , la comisura del labio dijiste;
Donde?
En el resto de tu vida
L.






Nos dimos los detalles
Nos dimos las noches sin palabras
El limón recién mordido
Las curvas pintadas en el ombligo
Los nudos que tanto atamos
los deshicimos
Los estúpidos recuerdos
Esos impredecibles remordimientos

El zarzal ardiendo
La bilis de los ojos
La verdadera ternura
Aquello que siempre nos dijimos
y que nunca nos diremos
La piedad de la entrega
El temor a entregarnos
La pendiente abrupta de los guijarros
Nos dimos casi todo...

Porque darnos todo sería insuficiente

L.


Se quemó todo...
El pajar del abuelo,
esas bigas azules enramadas a la cal
donde jugaba a la rayuela en noches de ventisca

Se perdió el gato pardo y su miau plañidero
(Quizás fuera una gata)
No me gustaban los gatos,  son difusos abstractos,
interesados de nadie.
Pero este me enseñó a quererlo.
Se fue con las puertas, las camas, los armarios,
el neceser de madera con las arras de plata
Ocurrió tras esa tormenta de piedras blancas
Escondida bajo el puente caían obuses...
Cuando llegué, el humo negro era un señor con sombrero
Ardía la paja...
Nunca mas bailé en esa plaza
El me llamó por un nombre 
y me dejó una oración que ya no rezo,

L.





Aceite

Te escribes sobre mí y no puedo absorberte
Será esta noche oscura...será
No escucho el " zig zag" de tus dedos
sobre la página de mi piel sepia
 Me gusta el chasquido de tus tirantes en mi pecho ...
Tu olor ácimo.
El sudor de tu frente en mi ombligo
y esa gota de soledad que me mata.
Esa tristeza amarga
Tu veneno
Quizás pensaste al abrazar tu olivo
que yo moriría porque verdearas
el incipiente fulgor de mi raigambre
Pero no puedo
Soy agua

L.



domingo



Caer
Caer como el grano de la espiga
Sembrar
Sembrar e irme
Besar
Besar como besa la palabra
Hundir mi cuerpo de unicornio
en cada bronco orgasmo silencioso
Tras la desolación...
Caer, sembrar y besar
Y elevarme de nuevo,
moribunda de fango
pero viva de verbo.

L






Los pensamientos esta noche  son pinceladas 
perdidas en un boceto inconfesable
A cada sacudida retorno a nuestro íntimo diálogo
Se acumulan mis pies entre la niebla multiplicando los pasos,
uno a uno.
Hay mucho que andar entre los ojos
Muchas migas que seguir hasta saciar el hambre
Me haces grande, amor,
me haces grande
Cuando tocas mi sombra y encuentro mi carne
De donde eres?
Silencio


De donde vienes?
Silencio
Intuir
Intuirte
Intuirnos
Amor
Me haces grande

L.









martes

Una madrugada mi abuela Teresa (madrugadora ella) estaba en la cocina
Inmersa aún en el sueño , me asomé despacito..observé desde el quicio de la puerta su ritual secreto
mmmmm ¡Mi abuela era alquimista!! (ya entonces entendí algunas cosas)
Sobre la encimera tenía el vaso de cristal de pequeño tamaño, tal cual era su cuerpo (que no su corazón)
Hasta justo el medio , según prescripción de su médico de cabecera para frenar su incipiente ceguera, lleno de vino tinto

Entonces cascó el huevo y en un solo movimiento , como una guerrera lo vertió sobre esa uva tan vestida de sangre.
Mis ojos ojipláticos ojihablaban de sorpresa...
De pronto me vio y me dijo :
Lenita remueve...y ya la cucharilla mezcolaba el mejunje 
Yo miraba eclipsada esa suma de esencias.
Mezclaba los colores como ese pintor abstracto, ruso, seguro que cocinero : Kandinsky
Justo en ese momento aprendí a pintar las nubes
A crear mapas con el vuelo de las mariposas
A enlazar espacios, razas y fronteras

Y a degustar el vino 
L.






A los niños hay que dejarlos que crezcan desde sus raíces
Dejar que nos besen porque sus besos son frescos, francos, exentos de maldades
Nos transportan al origen y nos hacen renacer de nuestras propias ascuas 
Los besos de los niños nos liberan de deudas
Besan como las estrellas
Dándote su luz seas quien seas
Descendientes del mar, mi unicornio y yo
no somos tan distintos
Su bucle espiral 
es como un serpentín
que transciende de mi
y se alarga sin mas,
como raudo delfín
en paisajes instingos.
Amanecen dos picos
libando en Connemara
La flor del paraíso 
Donde un día te amara
L













Solo este momento


Tu dices que esta noche es como cualquier noche
Asiento a tu mirada sabiendo que las manzanas
han caído mas temprano que de costumbre
Dices que las gaviotas ya preparan el equipaje,
que la vida brama
Me hablas de su aliento ronco
Un pez salta
Yo solo pienso en su soledad
Tu espejismo besa mi realidad y acudo rauda a tus labios
Creo que todos somos profetas de nosotros mismos
Nos rebelamos contra el adiós mordiéndonos las pupilas
Y deseo ser pez...
Gaviota
Manzana
Todo desaparece queriendo ser momento
Solo este momento

L.





viernes

Salida


Hay una gran tormenta dentro de mi oráculo

Nada duele
Es lo peor que puede pasarme
Nada duele

Como una peregrina puedo llegar hasta a ti
En silencio, de rodillas, dolorida , mojada

Pero no duele nada

Cualquier idiota se daría cuenta
Menos Tú

Así te vas
Como una pavesa y su gris
Nunca pensé que la noche
crecía entre los ojos
y moría en la luz del pecho


Sombra de un demiurgo
Insolente
Presbicia de un piélago
Juramento

Como  la muerte


L.







martes




Perdóneme vos si mis pechos le turban.
Si la visión de mi pubis aún le relega del letargo
Siento mucho que no sepa diferir la lubricidad del estornino
Lo se...
Pensó que era un pájaro
Pero era yo desplumada de canto.
Perdóneme vos por deambular desnuda,
desvestida de todo.

L.


Posos



En el fondo atisbo una alta montaña
Con...con...
(Son como pequeños rompeolas )
Para llegar a la cima se necesita infringir algunas leyes.
Mi naturaleza rebelde y curiosa las rompe
Mojo y chupo
No es que tenga necesidad de subir la tensión
No
Es solo que al insistir en esa cumbre encuentro al hombre de té que habita en ella

L




Se quemó todo....
El pajar del abuelo
Esas bigas azules enramadas a la cal
donde jugaba a la rayuela en noches de ventisca

Se perdió el gato pardo y su "miau" plañidero 

Quizás fuera una gata
(no me gustan los gatos)
O me gustan distinto,
cuando ellos decidan.
Son difusos abstractos ,interesados de nadie.

Pero se fue con las puertas , las camas , los armarios
el neceser de madera con las arras de plata
Fue tras esa tormenta de piedras blancas
Escondida bajo el puente caían obuses...
Cuando llegué, el humo negro era un señor con sombrero
Ardía la paja...
Nunca mas bailé en esa plaza
El me llamó por un nombre ,
y me dejó una oración que ya no rezo

L